Compártelo en tu red social
¿Alguna vez has escuchado sobre el esencialismo?

Realmente pareciera una palabra salida de una filosofía antigua y poco utilizada. Aunque te parezca extraña el esencialismo es prácticamente un arte, utilizada por altos ejecutivos y personas que han alcanzado el éxito a lo largo de sus vidas.

Recientemente me recomendaron un libro llamado “El esencialismo” de Greg Mckeown, me llamo mucho la atención, por su propuesta de orientarnos en como a alcanzar la disciplina de hacer menos y bien hecho

Es decir, que existe una manera que de logremos ser más efectivos haciendo menos cosas. Pero ¿Como podemos lograr esto? En esta ocasión quiero compartir algunos puntos que aprendí sobre el esencialismo, y como puedes aplicarla cuando estás estudiando.

6 recomendaciones que te ayudaran ser más efectivo y lograr mejores resultando en el trayecto de tus estudios:

 

  1. Define tu menta: ¿Que quieres lograr?, ¿A dónde quieres llegar? ¿Cuál es tu objetivo de vida?, ¿Donde te ves en 5 años? Ósea, buscas obtener un solo título, quieres tener las herramientas para ser un excelente empleado o deseas iniciar tu empresa. Saber tu objetivo, te permitirá conocer tu camino.
  1. Separa lo superficial de lo valioso: tomate el tiempo para evaluar cuales son las acciones que te llevaran a lograr este objetivo y sepáralas de las triviales.
  1. Aparta las actividades que te hacen perder el tiempo: identifica las actividades que no aportan valor a tu formación o desarrollo y apartarlas de tu programación.
  1. Empieza a trabajar: Una vez que tienes identificadas las actividades que te llevaran a los resultados que esperas, trabaja en ellas y esfuérzate en hacerlas bien.
  1. Toma el control de tu tiempo: utiliza tu tiempo de manera eficiente, distribúyelo entre todas las actividades que debes hacer y realiza los esfuerzos necesarios hacer un trabajo de calidad para evitar hacer doble esfuerzo.
  1. Aprende a decir no: enfócate en lo que es verdaderamente importante para ti. Decir no te ayudará a despejar tu tiempo y te mantendrá en el camino a tus metas.

Concentrarse en lo importante te ayudara a reducir las actividades que realizas, es decir, hacer menos.  Pero lo mejor de todo esto es que al hacer menos, enfocaras todos tus esfuerzos en lo que es esencial.

Sé que cada día son más las exigencias de nuestro entorno y que diariamente recibimos demasiadas distracciones que nos sacan de nuestra programación, pero es necesario que identifiques lo esencial para ti, y puedas alcanzar tu objetivo.